The Perfect Miss 4ever

by Telemundo

Join Us

Follow Us

Archivo del blog

NEW SITE!

Image and video hosting by TinyPic
22 ene. 2012

Irene Esser "La fama me ha sorprendido": Miss Venezuela a PANORAMA

domingo 22 de enero de 2012 09:41 AM
Nayib Canaán / Maracaibo


No estaba en tacones ni llevaba la corona en la cabeza. Cuando Irene Esser contestó la llamada de Facetas tenía todas las manos repletas de chocolate casi derretido, pues se encontraba haciendo los ricos dulces que vende su familia en su natal estado Sucre.




Y es que una de las grandes pasiones de nuestra actual miss Venezuela es precisamente preparar las tabletas y bombones de cacao que degustan los orientales. “Lo disfruto mucho y no creo que deje de hacerlo”, adelanta la reina criolla a través de la línea telefónica.




Este año, la joven de 20 años busca la séptima corona del Miss Universo para Venezuela. En una amena conversación revela cómo fue su infancia, sus metas a corto plazo y la forma en la que fue sorprendida por la fama al convertirse en una figura popular.






—A tres meses de convertirse en la mujer más bella del país ¿cómo describe esta experiencia?
—¡Maravillosa! Para mí ha sido un cambio muy radical en mi vida. Es un poco diferente a lo que hacía hace unos meses, pero realmente es una labor enriquecedora. Es diferente salir a la calle siendo solamente Irene Esser, a ser Irene, la miss Venezuela. Imagínate, yo solo tengo 20 años y asimilar todo lo que me está pasando quizás no es tan fácil.


—¿Qué ha sido lo más difícil de manejar en este corto tiempo?
—Quizás el convertirme en una figura pública. Es muy cómico porque toda la vida me ha encantado todo este mundo, el espectáculo. La fama me sorprende. Cuando estaba en el liceo era muy popular y tenía un grupo buenísimo, y ahora que la gente me pide fotos, a mí me encanta poder compartir, que ellos me vean como un ícono, como algo bonito. ¡Eso me gusta! Yo le transmito al público lo que él me transmite a mí, que es ese cariño bonito y sincero. Me sorprende de cómo la gente me admire siendo una mujer tan joven.


—Antes de participar en el concurso llevaba una vida normal, o por el contrario, ¿estaba inmersa en el ambiente del modelaje como muchas misses?
—Yo era muy normal. Demasiado, diría yo. Mi vida era muy bohemia. Tenía, o tengo, unas metas bien definidas. Sabía a dónde quería llegar, pero no estaba tan involucrada como muchas compañeras a la hora de llegar a coronarse. Como te comenté en la otra pregunta, me encanta el público, el espectáculo. Mi pasión es el cine, de hecho, estudio artes escénicas y pienso terminar la carrera.


—Viviendo en una zona tan alejada de la capital es de suponer que asistir al colegio era toda una odisea para usted...
—(Risas). Sí. Lo que pasa es que nosotros vivíamos en el campo y una de las escuelas más cercanas quedaba casi a dos horas. Por eso fue que mi mamá nos daba clases y luego hacíamos unos exámenes trimestrales, aprobados por el Ministerio de Educación.


—¿De niña era el angelito de la casa o el dolor de cabeza de sus padres?
—(Risas). ¡Dios mío! Yo era una niña muy rebelde. Me gustaban las aventuras. Recuerdo que nos la pasábamos viajando; por ejemplo, si estábamos en un bote, a mí me daba por tirarme. Siempre he sido así de arriesgada, imagínate que ahora practico el surf.


—¿Cuando no la vemos en sus labores de miss, qué es lo que suele hacer en sus ratos libres?
—Soy aficionada de la poesía. Me encanta leer. Admiro mucho a Umberto Eco y respeto sus trabajos. En cuanto a música, escucho jazz, blues y Los Rolling Stones, ritmos muy bohemios. Llevo alma de músico, de niña fui violinista en la orquesta sinfónica.


—¿Cómo se alista para conseguir la próxima corona del Miss Universo?
—¡Wao! Me emociona mucho. Yo voy con la mente positiva, pienso aprovechar la oportunidad y que Dios me ayude a conseguir mi meta. Por mi parte, estoy preparada para dar lo mejor de mí y hacer un buen papel.

—Independientemente del lugar que ocupe en el concurso internacional, ¿cómo aprovechará el trampolín de ser miss Venezuela?
—Me gusta mucho el medio artístico. No me atraen las telenovelas, quisiera apuntar más hacia el cine o el teatro aunque sé que en esta rama no voy a percibir los mejores ingresos. Ojalá y tenga suerte en la gran pantalla. Para allá voy.


—¿Sigue soltera o ya consiguió a su príncipe azul?
—No tengo novio. Ahorita de verdad no quiero tenerlo porque yo soy muy sentimental y siempre me enamoro del amor en todo su esplendor. Mi mamá dice que me descontrolo, entonces a ustedes no les conviene tener a una miss Venezuela fuera de sus cabales (risas).


REINA ORIENTAL
Irene Esser nació el 20 de noviembre de 1991 en Puerto Ordaz, pero se crió en la localidad de Río Caribe en el estado Sucre. Ganó el Miss Venezuela el 15 de octubre de 2011 en Venevisión.

0 comentarios: